Mishpajá Chef

Recetas de galletas con chips de chocolate.

Por Rivky Kleinman

 

“Pizza-galleta” con chips de chocolate

Una forma creativa de disfrutar de un clásico. Solamente prepara la masa de las galletas y deja libre tu imaginación. Rinde unas 36 “rebanadas”

222222.jpgIngredientes: 

1 taza de margarina

1 taza llena de azúcar rubia

½ taza de azúcar granulada

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

¾ cucharadita de sal

2 huevos

2 cucharadas de jarabe de maíz

1 cucharada de extracto de vainilla

2¾ taza de harina

1 paquete (340 gr.) de chips de chocolate

Decoraciones opcionales:

Mini malvaviscos / Pretzels picados / Nueces picadas / Chispas de colores / Galletas picadas / Trocitos de chocolate / Chocolate derretido, para salpicar.

Preparación:

Precalienta el horno a 190°.

Bate la margarina 30 segundos. Agrega los azúcares, el bicarbonato de sodio y la sal. Bate por 2 minutos, poniendo atención en raspar los lados del bol para asegurarte que todos los ingredientes queden incorporados en la mezcla.

Agrega los huevos, el jarabe de maíz y la vainilla. Agrega la harina.

Divide la masa en dos partes. Estírala sobre dos moldes redondos para pizza de 30 cm o un molde redondo de 100 cm, ligeramente engrasados. Estira la masa un centímetro más allá del borde. Esparce las decoraciones deseadas y aplástalas ligeramente para pegarlas.

Hornea por 10 minutos. Deja enfriar en el molde. Puedes derretir tu barra de chocolate favorita y salpicar por encima.

Corta en porciones triangulares.

Galletas con chips de chocolate

Por Sara Feigui Berkowitz

3

Ingredientes:

1 taza de manteca o margarina

1½ taza de azúcar rubia

½ taza de azúcar blanca

2 huevos

1 cucharada de vainilla

3 tazas de harina

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

½ cucharadita de sal

2 tazas de chips de chocolate u otros agregados

 

Preparación:

Precalienta el horno a 180°C o ver arriba.

Bate bien la manteca o margarina con los azúcares unos 3-5 minutos, raspando el fondo del bol a medida que sea necesario. Agrega los huevos, de a uno, seguidos por la vainilla. Mezcla la harina con el bicarbonato de sodio y la sal. Agrégalos a la mezcla de margarina/huevo y bate bien. Agrega los chips de chocolate u otros agregados. Coloca la mezcla de a cucharadas en una placa para horno forrada con papel encerado y hornea por unos 10 minutos. Déjalas en la placa del horno unos cuantos minutos para que se endurezcan un poco y luego pásalas a rejillas (¡si es que aún no se las han comido!).

Bastones de chocolate con chips de chocolate

Amantes del chocolate…¡¡¡Esta es para ustedes!!!

Rinde 36 bastones

4Ingredientes:

1 taza de margarina, suave

⅔ taza de azúcar

1 huevo

2 cucharaditas de extracto de vainilla

1 barra (100 gr.) de chocolate parve de buena calidad, derretido

1½ taza de harina

½ cucharadita de bicarbonato de sodio

½ cucharadita de sal

¾ taza de chips de chocolate extra mini

Preparación:

Precalienta el horno a 190°C.

Forra una placa para horno con papel encerado.

Bate la margarina con el azúcar hasta que esté esponjosa. Agrega el huevo y la vainilla. Agrega el chocolate derretido. Raspa los lados del bol para asegurarte que todos los ingredientes queden incorporados en la mezcla.

Agrega la harina, el bicarbonato de sodio, la sal, y mezcla bien. Agrega los mini chips de chocolate.

Divide la masa en tres partes. Mójate las manos y dales forma de rectángulos aplanados y delgados en la bandeja para horno.

Deja espacio entre cada rectángulo ya que se van a expandir mucho.

Hornea por 25-30 minutos.

Deja enfriar por 10 minutos. Corta bastones de 1 cm de ancho.

Utensilios y diseño por Janine Kalesis. Fotografía por Hudi Greenberger

 

Secretos para la galleta perfecta

Por Sara Feigui Berkowitz

shutterstock_306150473

  1. La temperatura ambiente es importante: Realmente hay diferencia si la margarina y los huevos están a temperatura ambiente. La forma más fácil de lograrlo es preparar los ingredientes media hora antes de comenzar a hornear. La margarina se puede trozar para que llegue más rápidamente a temperatura ambiente. No poner la margarina en el microondas, porque eso cambiará la consistencia de la masa y el resultado final.

  2. Hazla esponjosa: Tómate el tiempo de batir bien la margarina y el azúcar hasta obtener una mezcla de color claro y esponjosa (4-5 minutos). Esto le da más aire a la masa y las galletas resultarán más suaves. Ten paciencia; vale la pena la espera. Siempre puedes hacer algún ejercicio mientras la masa se está batiendo (con esto te ganas una galleta extra, por supuesto). Asegúrate de raspar el fondo del bol, bajo las aspas de la batidora y otros lugares en donde se esconden los casuales montoncitos de ingredientes.

  3. La consistencia: Tres consejos para producir galletas de consistencia suave: 1. Agrega ¼-½ taza extra de harina a la receta para que salga una galleta más densa. 2. Usa más azúcar rubia que azúcar blanca. El azúcar rubia tiene agregados de melaza, lo que le da una consistencia más pegote, mientras que el azúcar blanca te dará una galleta más crujiente. 3. Saca las galletas un minuto antes de que pienses que estén listas y déjalas en la placa de horno por unos cuantos minutos. El calor de la placa terminará la cocción, sin hacer que las galletas queden demasiado crujientes como para perder ese centro blando y masticable.

  4. Aumenta la cantidad de fibra: Encuentro muy poca diferencia en mi masa de galleta cuando uso sólo harina blanca versus mitad blanca y mitad integral. La harina integral es igual a la harina integral de pastelería—es una harina integral fina, más ligera que la integral tradicional, pero aun así es más alta en contenido de fibra que la harina blanca—. Prueba y ve si los niños se dan cuenta… ¡Te sorprenderás! (Nota: aunque esto aumenta el valor nutricional, no convierte a las galletas en verduras. ¡Si se pudiera!)

  5. Polvo de hornear vs. bicarbonato de sodio: El bicarbonato de sodio (bicarbonato sódico) es una base que fermenta (leuda) cuando se mezcla con un ácido y se expone al calor. Los polvos de hornear contienen bicarbonato de sodio además de crémor tártaro, que es un ácido, y maicena. Para producir los mismos resultados que el bicarbonato de sodio es necesario utilizar mayor cantidad de polvo de hornear, pero substituir uno por otro cambia el resultado final. Las recetas que utilizan ambos requieren un verdadero empujón para leudar. En conclusión, con las galletas de chips de chocolate la opción preferida es el bicarbonato de sodio. Si no tienes, no te preocupes. Puedes usar polvo de hornear. Usa apenas 1 cucharadita por taza de harina o triplica la cantidad de bicarbonato de sodio que se indica en la receta. Puedes agregar unas gotas extra de saborizante para contrarrestar el sabor ácido del bicarbonato de sodio, por ejemplo, canela, extracto de almendra o de vainilla.

  6. Manteca o Margarina vs. Aceite: sustituir una grasa líquida por una sólida produce una diferencia en la textura de las galletas, pero eso puede ser algo bueno.

  7. Hazlo gourmet: ¡No te limites solamente a los chips de chocolate! Agregados tales como pretzels partidos, nueces acarameladas, caramelos triturados o frutos secos exóticos pueden hacer las galletas mucho más divertidas. Considera estas combinaciones: damascos (chabacanos) y trozos de chocolate amargo; pretzels molidos, maní (cacahuates) y mini lentejas de chocolate; pistachos, chocolate blanco y cerezas secas.

  8. Refrigera, refrigera, refrigera: Hay dos grandes razones para refrigerar la masa de galleta: la masa refrigerada se expandirá menos, resultando una galleta más densa y blanda. Eso te permite ponerlas más cerca una de la otra en la placa, rindiendo más por cocción, lo cual significa estar menos tiempo horneando (¿estás siguiendo mi complicado cálculo matemático en esto?). La segunda razón es para planificar de antemano. Si haces doble o triple cantidad de masa de galleta cuando tienes sólo 15 minutos extra, prepara rollos de masa, envuélvelos en papel encerado y refrigera. Luego puedes sacar los rollos de masa, rebanar y hornear, obteniendo hermosas y frescas galletas cuando lo desees, sin preparación y sin desorden. Puedes congelar unos cuantos rollos de masa en una bolsa de cierre hermético para guardarlos por más tiempo, o mantenerlos hasta una semana en el refrigerador.

  9. Temperatura de horneado: El truco final que da como resultado galletas gruesas y blandas con bordes crujientes es reducir el tiempo de horneado y fijar el horno en 200°C. En la mayoría de los hornos es suficiente con hornear unos 8 minutos a esta alta temperatura. Si la masa acaba de salir del refrigerador, es mejor hornear unos 9 minutos.